Quien es tu maestro?

Un maestro es alguien que nos enseña. Cuando somos niños, en la escuela aprendemos las cosas básicas que nos permiten desenvolvernos en la vida. Aprendemos a escribir, a leer, a resolver situaciones problemáticas, sumar, restar, aprendemos historia, geografia, formacion civica, artística, etc.

Todo ese aprendizaje construirá más adelante lo que seremos como adultos. Quizá elijamos una profesión o un oficio para ganarnos la vida. Aprendemos en la escuela y en la vida, también aprendemos de nuestro padres, abuelos hermanos, vecinos y amigos.

Sin embargo se nos pasa por alto algo muy importante. Es bueno aprender, pero qué hay de Dios? Como aprendemos de Dios? Cada quien nos puede dar su percepción. pero cómo saber si es la correcta?

Como se si lo que hago realmente agrada a Dios? como se que no me enseñan cosas incorrectas? es muy simple.    hay un solo lugar adonde acudir y sacarnos las dudas, ese lugar es la palabra, LA BIBLIA.

Qué mejor lugar para saber qué es lo que Dios quiere de mi, sino su palabra.

Pueden decirme mil cosas, querer obligarme a pensar de tal o cual manera, pero solo hay una verdad y es la verdad de Cristo. Hay miles de doctrinas de hombres, que hay que pagar tal o cual cosa, que hay que hacer tal o cual cosa este dia si y este no porque sino Dios se enoja, que se puede comer esto sí y esto no, etc.

La realidad es que Jesús dejó muy en claro lo que está bien y lo que no. Y podría enumerar miles de cosas, pero solo me remito a lo más simple, tienes dudas sobre algo? revisa tu biblia, que te dice la palabra de Dios? Quieres hacer algo y te dicen que no es el momento, que dice tu biblia?

No la entiendes? acaso te pusiste a orar para que Dios te muestre que debes hacer?

No necesitamos intermediarios humanos que le hablen a Dios por ti mismo, para eso está Jesucristo; ora, pídele que te de discernimiento, prepárate para tu ministerio.

El ministerio infantil es muy importante, y merece el respeto y cuidado necesario. Pero primero maestro, maestra, ancla tu vida a la verdad de Cristo, aprende del maestro que es Jesús y a partir de ahí tu ministerio prosperará.

No pidas todo servido, clase hecha, actividades prefabricadas, cosas que otras maestras se molestaron en alcanzarte, cual es tu compromiso en todo esto? si Dios te puso en el ministerio infantil es para que demuestres de que estas hecho, cuanta capacidad tienes para este lugar. Problemas habrá siempre pero con Dios de nuestro lado, que puede ser más importante, los problemas o Dios?

Te animo a que te esmeres y te capacites. que luches por cada alma de cada niño que se cruza por tu camino. Somos pocos los que le hacemos frente a los problemas y salimos victoriosos de parte de Dios, pero siempre salimos adelante.

Este escrito no es para que te enojes, sino para que te esfuerces cada día más. Dios te bendiga.

Josué 1:7-8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

 

Imagen: Photo de Fondo creado por ijeab

Etiquetado , .

Deja una respuesta