Familia porque es importante que los niños asistan a la iglesia, a la escuelita bíblica o al menos conozcan sobre Dios? Es muy simple, porque si no les enseñamos el camino, es muy difícil que lo encuentren solos.

Vivimos en un mundo caído, en completa oscuridad y maldad. Es mentira que el ser humano por si solo es bueno. Que aun sin conocer de Dios pueda tener buenas obras y salvarse a través de ellas.

Si una persona cualquiera, sin aceptar a Dios cree que puede conseguir iluminación, moral y buenas costumbres, y que además por ser buena puede salvar su alma, ESTÁ COMPLETAMENTE EQUIVOCADA.

Hay una realidad muy sencilla. Existe el pecado. La inmoralidad, la maldad es su estado mas puro dentro de cada uno de nosotros. No hay justo ni siquiera uno. Y buenas acciones a los ojos de los demás no implican bondad.

Por si mismos no podemos salvarnos. Y si alguien se considera bueno, pero no acepta el sacrificio de Jesús: el ser mas puro, bueno, inocente y Santo que ha venido a mostrarnos la verdad de Dios, entonces de que clase de bondad estamos hablando?

Que Dios se hizo hombre, y vino a nosotros en forma de Jesucristo, para morir en nuestro lugar y resucitar al tercer dia, es una realidad en la que cualquiera que se diga cristiano y quiera seguir los pasos de Jesús debe creer. Queda afuera de toda discusión.

Después las doctrinas de cada hombre y de cada diferente Iglesia están en cada uno si las considera o no correctas. O si desea o no seguirlas. Mi brújula en la vida debe ser la Biblia y la verdad que ella contiene. Con el correr del tiempo y el aprendizaje diario de la palabra nos iremos fortaleciendo en la fe.

El caminar cristiano es un dia a la vez, pero debe ser constante. Al impregnarnos de la vida cristiana, podemos enseñar a otros. Nadie que no aplique algo a su vida, puede enseñar ese «algo».

Por eso es fundamental que toda la familia asista a la Iglesia y lea la biblia. Todos debemos aprender de la palabra de Dios y enseñarnos unos a otros.

Que sucede si no hallamos un lugar donde congregar? Aun así debemos orar y leer la biblia. Es fundamental para nuestro crecimiento espiritual. Y debemos pedirle a Nuestro Señor que nos ponga en el camino un lugar donde congregarnos.

En la época en la que nos encontramos se esta volviendo difícil hallar lugares donde se enseñe sana doctrina, pero aun así debemos de leer las escrituras y orar, lo mas que se pueda.

Este mundo esta cada vez peor, mas y mas caído y hundido en el pecado; y lamentablemente mucho del mundo esta ingresando dentro de los lugares que deberían ser santos, pero sabemos que todo esto va a ocurrir, lo dicen muchas partes de la biblia. Sin embargo eso no debe desanimarnos, al contrario, debemos trabajar mas duro para seguir siendo luz y sal en este mundo, marcar una diferencia como cristianos.

Es fundamental cuidar de nuestra vida espiritual para poder guiar a los niños y a los adolescentes de este tiempo. Hoy mas que nunca debemos de cuidar a los niños adolescentes y jóvenes, de todo aquello que muchas veces por desconocimiento hacen, sin medir las consecuencias.

Nuestra ventaja sera la experiencia que tengamos por ser mayores que ellos, y todo lo que hayamos aprendido de parte de Dios. No podemos enseñar lo que no sabemos, por eso es fundamental tener una relación con Dios.


La familia en el crecimiento espiritual de los niños

Si los niños tienen una familia cristiana, el trabajo para una maestra bíblica sera un poco mas simple, pero solo un poco, a no ilusionarse. Esos niños estarán familiarizados con ciertos aspectos de la vida cristiana, pero no implica que terminen siendo unos santos; ya que muchos niños y en especial algunos adolescentes, sienten que van obligados a la iglesia, lo que hace que asistan con una actitud rebelde y no sean cooperativos en aprender.

Sin embargo con trabajo duro y constancia podremos acercarlos más a Dios, después queda en cada niño, adolescente o joven si desea seguir una vida cristiana o no, pero si hicimos nuestro trabajo debemos estar conformes.

Si por el contrario, los niños de nuestro grupo tienen padres que no congregan en la Iglesia, pues es un trabajo un poco mas duro, pero debemos saber que si esos niños asisten a cultos o a escuelita bíblica, es porque así lo han decidido y que en ellos hay una semilla de deseo de ser cristianos, que los impulsa a asistir a una clase bíblica, en lugar de estar jugando con sus amigos o haciendo otras cosas.

El trabajo duro viene a través de que al enseñarle costumbres cristianas o ciertos comportamientos, en su casa tal vez no se los permitan o incluso algunos familiares los ridiculicen por cosas simples como: que no digan groserias o malas palabras, que dejen de jugar futbol para asistir a la escuela bíblica, o a veces hay familiares que incluso los molestan por que los niños leen la biblia o incluso porque los ven orando.

A veces se les puede hacer duro a estos niños ser cristianos. y es ahí donde debemos animarlos constantemente y enseñarles a orar por su familia y a brindarles la esperanza de que Dios obrara en toda su familia. Que Dios ve el esfuerzo que ellos como niños hacen y que los recompensara a su debido tiempo.

La familia es indispensable para el crecimiento espiritual de los niños, ya que si no es cooperativa con nosotros como maestros, es muy difícil que la buena semilla de la fe se arraigue en nuestros niños. No podemos enseñarles sobre la oración si en la casa de ellos no se ora ni para bendecir los alimentos; ya que la lucha sera muy grande y el niño/adolescente optara por no hacerlo, para evitar confrontaciones con su familia (algo lógico por cierto).

Otro ejemplo seria con leer la biblia. Como enseñarles el gusto por leer la biblia o aprender versiculos de memoria, si tal vez en su casa la biblia nunca se abre. Los niños aprenden con el ejemplo. Si les damos malos ejemplos, eso aprenderán; pero si les damos buenos ejemplos cristianos, eso aplicaran en su vida diaria.

La familia es una ayuda fundamental en la fe de los niños; pero aun sin ayuda de la familia los niños pueden llegar a DIOS. se les deben brindar todas las enseñanzas de Jesús, deben conocer las promesas de la biblia y se les debe hablar de que hay una vida eterna después de esta.

Se debe predicar y evangelizar a los niños y adolescentes, igual que como se les predica a los adultos, pero tan solo adaptar las enseñanzas según la edad. Todos deben conocer las buenas nuevas de salvación.

Escucha esta enseñanza en audio

Etiquetado , , , .

Deja una respuesta