Claves para enseñar por primera vez

Voy a brindar una serie de tips o claves para maestras principiantes.  Para que no empieces a ciegas en este ministerio.

1. Lo principal antes de dar clases o enseñanzas bíblicas a niños o adolescentes, es orar.  Tal vez muchos lo tomen a la ligera, pero es necesario encomendar a Dios nuestro trabajo. Los nervios siempre estarán, pero debemos usar esa adrenalina para trabajar. Dejar todas nuestras cargas en Jesús.

2. Planificación. No me voy a cansar de decirlo, lo segundo más importante es planificar lo mas posible. Mas adelante daré una mini clase con todo lo que debemos planificar antes de comenzar. Pero para ir adelantando un poco, es fundamental saber que se enseñara, como se hará y que necesitamos para hacerlo.

3. Nunca escondas tus  nervios porque los niños se darán cuenta. Tanto niños como adolescentes se dan cuenta si somos un manojo de nervios. Por lo que es bueno tener control sobre la situación, sabiendo que esto es normal. No es algo de todos los días pararse frente a un grupo y brindarles una lección. Quien haya dado lecciones o trabajos prácticos frente a nuestros compañeros de la escuela, sabe que si estamos ante un grupo de varias personas, la mayoría nos sentimos intimidados. pero para eso tengo el siguiente tip.

4. Durante la primer clase no intentes enseñar cosas complejas o difíciles. Mi consejo es: si tus lideres te dan la libertad de manejarte como mejor te parezca; cuando enseñes por primera vez, no des una lección completa. A que me refiero? a que te acostumbres al grupo y ganes su confianza. Tal vez puedes usar rompehielos sencillos, o puedes organizar canciones antes de llegar a la enseñanza, o tal vez algunos juegos simples en donde mantengas el control del grupo. No es necesario agotar a los niños físicamente, sino más bien relajarlos e ir conociendo al grupo con el que trabajaremos. Una vez pasados los nervios iniciales podemos dar la enseñanza que hayamos preparado.

5. No trates de enseñar temas que no dominas. En la escuela bíblica infantil se deben tocar temas básicos y sencillos. a medida que los niños crecen, se van dando enseñanzas acordes a situaciones que afronten en su dia a dia. Ej: Amor de Dios, compartir, modales, oración, ofrenda, Vida de Jesus, perdon, salvacion, bautismo. y a medida que crezcan se pueden tocar otros temas mas para adolescencia. Ej: redes sociales, amistad, noviazgo, celos, envidia, pecado, bullying, juventud para Cristo, malas compañías, vicios, etc.

6. Temas que no debes enseñar porque no son comprensibles para los niños: Infierno, condenación, ciertos pecados y palabras que ellos no entienden de índole sexual (como lascivia, fornicación, adulterio, masturbacion), temas complejos como los dones y como Dios los otorga, Tiempo del fin (juicio final, rapto, tribulación), y el tema de la muerte, hay que ser muy precavidas con la sensibilidad de los niños. Es preferible no tocar temas de estos sin preparación o sin un correcto estudio de la palabra.

7. Errar es humano. Si te equivocas, reconócelo con los niños o adolescentes. Que ellos sepan que todos nos podemos equivocar y no por eso deben de faltar el respeto o burlarse. La enseñanza a los niños debe enriquecer tu vida, no porque te hayas equivocado es el fin del mundo. La próxima semana lo harás mucho mejor.

Espero que estos consejos te sirvan y hagan más sencilla tu primera clase. Dios te bendiga.

 

Foto de Escuela creado por freepik – www.freepik.es

Etiquetado , , , , , , .

Deja una respuesta