Comportamiento de los niños dentro de la Iglesia

Hoy voy a concentrarme en el tema del comportamiento y las reglas básicas que los niños deben aprender al participar de nuestra clase.

Con paciencia y si lo hacemos como un juego, con premios o puntos a favor de quien mejore su conducta; conseguiremos muy buenos resultados.

En eso consiste la gamificación:

Recompensar su esfuerzo con niveles, puntos o rankings, darles metas y objetivos, o proponer tareas por equipos en las que cada niño tenga una función importante, son algunas de las maneras de gamificar una clase.

El resultado son alumnos más atentos en las clases, más motivados por aprender, más participativos e implicados con la enseñanza.

La siguiente imagen muestra algunas opciones para usar la gamificacion en nuestra clase:

 

 

Imagen tomada del blog educativa.com

Imagen tomada del blog educativa.com

 

En nuestro caso podemos usar la gamificación para mejorar su conducta o evitar las faltas injustificadas. Algunos ejemplos:

Cuadro de asistencia. Ir llevando un control sobre la asistencia de cada niño.

Rompecabezas. completar un personaje o dibujo, clase por clase. Si tenemos lecciones semanales, y todas tratan sobre el mismo personaje, o sobre un mismo tema o libro bíblico, podemos imprimir un dibujo alusivo al tema, del tamaño de la carpeta en la que llevamos el registro, lo dividimos por la cantidad de semanas que tenga el mes en curso, 4 o 5, y a medida que los niños asisten, semana a semana, completamos el dibujo.

Asistencia semanal. En un calendario en blanco, marcamos el dia que damos clase, sabado o domingo, y por cada niño que venga colocamos un niño o niña que lo represente. Los vamos pegando segun asistan. Habra dias que habra muchos niños y otros que seran poquitos. Tambien pueden ser abejitas representativas, o algun otro animalito o insecto agradable. Quien tenga mas personajes, implica que falto menos.

Estrellas o corazones. Premiar o reforzar comportamientos positivos de los niños.

Hacemos un cartel grande con los nombres de los niños , y colocamos estrellas, corazones o medallas, a los niños premiados. Es importante tener en cuenta que debemos buscar premiar a todos los niños, y en los niños dificiles o rebeldes, buscar alguna virtud para reforzarla y que el niño gane la confianza suficiente para continuar siendo premiado en otras areas; buen comportamiento, ayudar a los demas, levantar la mano para hablar, ayudar con la limpieza, recitar un versiculo de memoria, son algunos ejemplos.

 


Con respecto al comportamiento puntual de los niños dentro de la Iglesia, voy a explicar los mas importantes y luego podran descargar un visual para imprimir y utilizarlo en sus clases.

Pero primero ire punto por punto explicando la regla y el porque de tal regla.

 

1. Asistencia y puntualidad. Debo llegar a tiempo.

Es importante que lo primero que aprendan los niños sea la puntualidad. Eso les ayudará en la vida, y en la escuela, si no suelen ser puntuales. Como adultos sabemos que lo primero es y debe ser Dios; por lo tanto lo más importante es asistir temprano al servicio dominical, culto o reunión. Si desde niños lo aprenden y lo llevan a cabo, eso lo repetirán en cada área de su vida. Debemos explicarles lo que dice eclesiastés, hay un tiempo para cada cosa, y la escuela bíblica también tiene su horario el que deben respetar, ya que si no acostumbran llegar a horario, tampoco terminará el servicio infantil a horario. 

También es importante que asistan regularmente a las clases bíblicas, para poder reforzar el conocimiento y las lecciones bíblicas aprendidas. De eso se trata la asistencia.

Debemos formarlos como niños ejemplares, que marquen una diferencia con el resto de niños que no conocen de Dios.

2. No puedo traer juegos electrónicos.

Estos artículos pueden hacer que los niños se distraigan, además de que se pueden perder o romper mientras los niños están a cargo nuestro y nos puede dar problemas. 

Es importante minimizar las distracciones al máximo, para que los niños se enfoquen en la lección o la actividad que vayamos a hacer en el servicio infantil.

3. En el salon se debe mantener el orden. 

No ingresar corriendo, gritando o atropellandose entre todos porque se pueden lastimar. Dentro del salon, Iglesia o en el lugar donde desarrollemos la escuelita bíblica infantil, célula u hora feliz, es necesario mantener un comportamiento tranquilo, para evitar incidentes. Poco a poco los niños aprenderán a no gritar, no generar desorden y no ensuciar el salon y area de trabajo. 

4. Durante la clase no debo distraerme.

No se puede conversar con los demás: si hay algún aporte o duda sobre la lección, debe compartirse con el resto de los compañeros para que todos aprendan juntos. Los niños deben aprender que hay un horario para todo y que no se puede ir al baño a cada rato e interrumpir la clase. Poco a poco estableceremos la rutina de la clase, que implica ir al baño antes de comenzar la lección, y estar atentos ante la enseñanza bíblica.

5. Levanto mi mano antes de hablar

Para tomar la palabra se debe levantar la mano. Esto más que nada es lo que deben aprender los niños pequeños que no van a la escuela o que recién empiezan a asistir al jardín de niños. Cada quien debe respetar el turno del otro y si tiene algo que decir levantar la mano.

6. No es correcto interrumpir.

Cuando un compañero está hablando no se lo debe interrumpir. Es de mala educación y además podemos herir los sentimientos del niño que ha tomado la palabra. Esto es algo que requiere de trabajo pero da buenos resultados, si les explicamos el porqué no deben interrumpir a su interlocutor

7. Pide ayuda si la necesitas.

Siempre que los niños tengan una duda o una dificultad, deben saber que pueden contar con nosotros. Es importante que les dejemos en claro a los niños que deben pedir ayuda si la necesitan, ya que no podemos estar atentas a todo lo que ocurre, y sobre todo si son muchos niños.

8. Al terminar debemos guardar los materiales de la clase.

Se debe cuidar el salón y los materiales que están allí dentro. Es bueno pedirle a los niños que colaboren en la limpieza y el cuidado del salon o lugar donde desarrollamos la actividad infantil. Según la edad podemos darles algunas tareas para que nos colaboren dentro de la escuela bíblica o una vez esta termine; por ejemplo recoger los materiales que usaron durante la clase, juntar las sillas, etc. Cosas sencillas pero que harán  que se sientan útiles y aprendan responsabilidad. 

9. Debo ser respetuoso.

Se debe respetar a todos los compañeros y al maestro. La mayoría de los niños son respetuosos, pero siempre hay excepciones. En esos casos debemos enseñar el respeto. Es una tarea ardua, pero en Dios todo es posible. Y que es el respeto, lo más sencillo será decirles que traten a los demás como ellos desean ser tratados. Quieren que los escuchen, que ellos escuchen primero, quieren que los traten bien, que ellos también tratan amorosamente a los demás. Son enseñanzas simples que nos dejó Nuestro Señor Jesús.

10. Debo hablar educadamente.

No decir jamás un insulto ni gritarle a los demás. Estamos en un momento donde la humanidad es muy violenta y maleducada. Y eso no es ajeno a los niños. Los padres dejan que los niños digan groserías y muchas veces asisten a la iglesia y se les escapan palabrotas. Como maestras cristianas es nuestro deber enseñarles la forma correcta de hablar, sin insultos y sin gritos. Y así también nosotros como cristianos debemos refrenar nuestra lengua para poder enseñar y corregir a los niños. 

11. Se prohíbe cualquier tipo de maltrato.

Continuando con lo anteriormente mencionado, debemos guiar a los niños  a convertirse en buenos cristianos. Además del respeto a sus pares y maestros, deben aprender a no pelear, golpear o morder. Tampoco tirar del cabello o lanzar objetos a las personas o hacia cualquier lugar. como dije la humanidad está muy violenta y eso se refleja en los niños. y debemos saber cómo reaccionar en estos casos.

12.Pido permiso antes de levantarme o salir del salón.

No levantarse y salir sin autorización: si se tiene que salir de clase, se debe informar al maestro. Es importantísimo que las entradas y salidas del salon estén vigiladas y de ser posible que alguien cuide de la puerta para que los niños no se salgan del lugar. Aun con todas las precauciones posibles debemos recalcar que avisen si van a salir o a retirarse del lugar donde se enseña la lección. Y que ante todo pidan permiso. Es bueno que aprendan a avisarnos para que no nos encontremos con la situación,de que un niño no esté a la vista y se nos paralice el corazón porque se salio del salon y no nos avisó. 

13. Mantener el salón limpio.

-No dejar residuos desparramados dentro del salón de clases. Para eso está la papelera. Siempre debe estar a la vista una papelera o tacho de basura para que los niños aprendan a tirar todos los residuos ahí. Tal vez podemos darles estrellas por cada vez que el salon queda limpio o por usar eficientemente la papelera. Eso los motivará a no ensuciar. 


Espero que todo este articulo les sirva y les sea de bendicion para sus clases y sus niños.

Fichas de asistencia y conducta en blanco y elementos recortables
reglas de conducta

Foto de Niños creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Etiquetado , , , , , , , , , , .

Deja una respuesta